ibe.tv > EL PORTA(L)VOZ


  • Sin título. Amadeo de Souza-Cardoso.
  • Chanteur Flamenco. Sonia Delaunay.
  • Primer estudio para la decoración del Teatro Muñoz Seca. José de Almada Negreiros.
  • Autoretrato num grupo. José de Almada Negreiros.

ARTE IBEROAMERICANO

Fernando Pessoa, la literatura como el arte supremo

El poeta portugués aseguraba que la escritura era el axioma artístico. Una exposición pone en diálogo sus textos con las manifestaciones visuales de la modernidad portuguesa

Vivian Murcia G.

@vivimur83

«Hoy estoy deprimido, no me puedo levantar» es una de las frases del diario personal de Fernando Pessoa. Sin embargo, había una actividad en la que el portugués sentía motivación pese a la melancolía: escribir.

 

La literatura fue para Pessoa el 'arma' contra las escasas ganas de vivir y, tal vez, por eso, la consideró «el arte supremo». Así se puede apreciar en la exposición Pessoa. Todo arte es una forma de literatura que se puede ver en el Museo Reina Sofía de Madrid hasta el 7 de mayo.

 

La muestra pone en diálogo los textos que el portugués publicó en diferentes revistas culturales de Portugal en las que desarrolló conceptos como Paulismo, Interseccionismo o Sensacionismo que son algunos términos acuñados por el poeta y que vertebran la particular modernidad artística de Portugal.

 

«Nos interesa proponer una relación entre los textos en los que Pessoa hace reflexiones artísticas y las imágenes creadas por los artistas quienes, además, participaron en las publicaciones. El diálogo deja ver el proceso a partir del cual se formó una modernidad -con particulares características- en Portugal», dice Ana Ara, comisaria de la exposición a El PortalVoz.

«Conceptos como Paulismo, Interseccionismo o Sensacionismo que son algunos términos acuñados por el poeta y que vertebran la particular modernidad artística de Portugal» 

«En la salas que yo definiría como 'de contexto' se puede apreciar, por ejemplo, como fue la visualización en el arte de la participación de Portugal en la Primera Guerra Mundial. Encontramos aguafuertes sobre la muerte hechos por Amadeo de Souza-Cardoso que conectamos con textos de Fernando Pessoa en los que reflexiona sobre la muerte y el sentido de la vida», Ara.

 

«Vivir es pertenecer a otro. Morir es pertenecer a otro. Vivir y morir son la misma cosa. Pero vivir es pertenecer a otro por fuera, y morir es pertenecer a otro por dentro. Las dos cosas se asemejan, pero la vida es el lado de fuera de la muerte», escribía Pessoa sobre la muerte.

 

En la sala dedicada al Paulismo, el primero de los ismos que Pessoa desarrolló, se encuentra el poema que inaugura este ismo: Paúis, que significa humedales. Se trata del inicio de una estética simbolista que se inserta a comienzos del siglo XX en Europa y que tiene sus ecos en las artes visuales.

 

Del Paulismo en las artes se puede apreciar en el tríptico de António Carneiro. Este movimiento también fue conocido como Saudosismo que hace referencia a la melancolía -la saudade- propia del arte portugués.

 

Tríptico de António Carneiro

Tríptico de António Carneiro

«El poema interseccionista, por excelencia, de Pessoa es Lluvia oblicua que representa la intersección a través de las voces que se entrecruzan»

En la parte dedicada al Interseccionismo se pueden ver obras en las que hay una clara división de planos e intersecciones entre líneas y objetos. El poema interseccionista, por excelencia, de Pessoa es Lluvia oblicua que representa la intersección a través de las voces que se entrecruzan:

 

«La Gran Esfinge de Egipto sueña por este papel adentro...

Escribo -y ella se me aparece a través de mi mano transparente

Y en la orilla del papel se yerguen las pirámides...

 

Escribo -y me perturba ver que el punto de mi pluma

Es el perfil del rey Keops...

 

De repente me detengo...

Oscureció todo... Caigo en un abismo hecho de tiempo...

 

Enterrado bajo las pirámides escribo versos a la luz clara de este candelero

Y todo Egipto me aplasta desde lo alto a través de los trazos que hago con la pluma...»

 

También se puede leer el Interseccionismo de Pessoa en sus múltiples 'yo' en los que se identificaba: «Me siento múltiple», escribía Pessoa, «soy como un cuarto con innumerables espejos fantásticos que distorsionan en reflejos falsos una única realidad que no está en ninguno y está en todos».

«Del Paulismo en las artes se puede apreciar en el tríptico de António Carneiro. Este movimiento también fue conocido como Saudosismo que hace referencia a la melancolía» 

«Luego pasamos a lo que yo creo que es el núcleo más espectacular de la exposición que sería el Sensacionismo. Es la idea de la exaltación de los colores, de las formas, que Pessoa siempre lleva a un aspecto muy intelectual. Para él, no es tanto la sensación de dejarse llevar sino que es una forma intelectualizada», asegura Ara.

 

Pero si para Pessoa el placer pasa por la intelectualidad, los artistas visuales dieron paso a la exaltación de los sentidos. Destaca el trabajo de Eduardo Viena que está presente en la exposición haciendo uso de la iconografía que marcó a la modernidad portuguesa: las muñecas de las ferias, las frutas de los mercados, los colores, etcétera.

 

La última parte de la exposición está articulada en torno a la revista 'Presença' que fue la última revista en la que participó Pessoa y en la que se publicaron la mayor parte de sus textos, incluso algunos póstumos a 1935, año en que murió el poeta de una cirrosis.

 

 

Una de las particularidades de 'Presença' es que no se abrió sólo a la literatura y a las artes plásticas sino que empieza a introducir nuevos lenguajes como es el caso del cine. Por eso, en la exposición, se puede ver la película Douro Faina Fluvial de Manoel de Oliveira. La primera crítica de la película se recogió en la mencionada revista y fue calificada como «una pequeña obra de arte». La cinta está articulada en torno al río Duero y es la representación de la vida costumbrista portuguesa representada por los pescadores.

 

Además del diálogo entre el arte plástico y la literatura de Pessoa, la exposición también abre espacio a las varias cartas astrales de las que era un aficionado. Pessoa las hacía él mismo y en ellas veía como confluían los astros para determinar -o no- en asuntos tan importantes para la historia como el futuro de la Segunda República española. ¿Vio Pessoa el final aparatoso que iba a tener uno de los episodios más importantes de la historia de España?: «No lo sabemos, sólo él sabía descifrarlas», asegura Ara.

 

Qué mejor manera de terminar una exposición sobre Fernando Pessoa que con el misterio que él mismo representa.   

Fotos: Vivian Murcia G.

Contacto: vivian.murcia@ibe.tv

 

 

5 de abril de 2018


Más en El Porta(L)voz


Hoy en ibe.tv


 
 
 
 

Programa de Cooperación IBE.TV
Fuencarral, 8 - 2º / 28004 Madrid / +34 91 522 70 99 / unidadtecnica@ibe.tv