ibe.tv > EL PORTA(L)VOZ


Doris Salcedo.

ARTE

Doris Salcedo: la poética contra el olvido

La colombiana presenta una obra en Madrid con la que quiere hacer un duelo por los migrantes ahogados en el Mediterráneo

Vivian Murcia G. / El PortalVoz

@vivimur83 / @elportalvoz

«Presentar la violencia sin violencia» ha sido el objetivo central de la obra de la reconocida artista Doris Salcedo (Bogotá, Colombia, 1958). En sus más de tres décadas de carrera, esta creadora ha hecho de su trabajo una voz de los derrotados, aquellos que se funden en un olvido histórico que ella define como «inducido por intereses políticos y económicos».

 

Salcedo ha llegado a Madrid con su obra Palimpsesto que se expone en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro. El título hace referencia a un manuscrito del que se ha borrado el texto primitivo, mediante raspado u otro procedimiento, para volver a escribir uno nuevo. Se trata de una alusión a la historia y a cómo ésta se reescribe a partir de nuevos nombres.

 

Salcedo utilizó el suelo del Palacio de Cristal para escribir los nombres de migrantes fallecidos en el Mediterráneo, los derrotados por la historia más reciente. De esta manera, presenta un reclamo ante la indiferencia de la sociedad europea y metaforiza la violencia intrínseca de las políticas de la memoria.

 

A la artista colombiana le llevó cinco años realizar esta pieza en la que trabajó con un equipo de 30 personas. En 41 días de montaje, en el suelo del Palacio se escribieron los nombres de varios ahogados. La propia artista recomienda que se visite la obra con cubrecalzado dada la fragilidad de la misma. De cada una de las letras brota -mediante un proceso de ingeniería hidráulica- agua que, como lágrimas, resaltan y hacen visibles los nombres de los fallecidos. Pasado un tiempo el agua es reabsorbida por la superficie, haciendo que se desvanezcan las grafías de un nombre para, después, dar paso a otras letras que corresponden al nombre de otra persona. De ahí el título de la obra.

 

Palimpsesto. Doris Salcedo.

Palimpsesto. Doris Salcedo.

 


Salcedo hace uso de la textualidad como mecanismo de reactivación de la memoria. Sin embargo, su obra se define como un «contra-monumento», ya que se opone a la conmemoración de la identidad nacional, racial o religiosa, lo que ella define como la intención «postidentitaria» de su arte. Al contrario de ciertas construcciones conmemorativas como la Zona Cero de Manhattan, Salcedo propone honrar y, sobre todo, «hacer un duelo» por quienes cree que la sociedad ha olvidado «intencionalmente».

 

«A menudo la representación de la víctima tiene algo de pornográfico. Salcedo se enfrenta a cómo reflejar el dolor sin utilizar el de las víctimas. Hay, entonces, un elemento de empatía con aquellos que no conocemos. Es un monumento a la ausencia, a la que ha dado una dimensión poética», dijo Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía.

 

«Palimpsesto trata de llevar a cabo la tarea del arte que es nombrar todo aquello que queremos desconocer. En este caso, las vidas de los migrantes que se han ahogado. Al igual que todas las obras que he hecho, aborda la elaboración de un duelo. Nació a partir de las entrevistas que hice a madres que habían perdido a sus hijos. Mi intención fue ser lo más fiel posible a esas experiencias en donde el llanto (el agua) fue predominante», comentó la artista en rueda de prensa.

 

Salcedo confesó que la investigación no fue sencilla. Atribuye la dificultad a que las instituciones y a que la sociedad europeas, en general, quieren olvidar estas muertes: «Conseguí los nombres de los fallecidos a través de una investigación propia. Ni la Unión Europea, ni sus ONG, quisieron ayudarnos. La negación de una tragedia épica, como la que se vive en el Mediterráneo, es constante y termina por normalizar la muerte de esta población que se empieza a ver como residual», aseguró Salcedo.

 

Otra de las dificultades que encontró fue su nacionalidad. Según la artista, a los colombianos no se les reconoce como intelectuales y se les estereotipa por su condición de pertenecer a una sociedad violenta: «Sin duda el ser colombiana me da un acercamiento muy profundo a la violencia, pero hay que decir que nosotros no nos inventamos la violencia, ésta está en el mundo y es, sobre todo, silenciada. Me parece importante hacer una obra desde Colombia, un país que no está en el mapa, que no existe de ninguna manera positiva más allá de los estereotipos y que ha vivido la violencia. En ese sentido, era importante hacer esta obra en Europa porque veo que este duelo no se está elaborando», comentó la creadora.

 

Palimpsesto. Doris Salcedo.

Palimpsesto. Doris Salcedo.

 


Salcedo resalta en Palimpsesto una narrativa que es superior a la identidad: una narrativa del dolor, un sentimiento que, asegura, es insuperable, tanto colectiva como subjetivamente: «Yo no creo que el duelo tenga fases o pasos, por lo tanto, no creo que se pueda llegar a una sanación. No podemos decir que el Holocausto se ha superado, tampoco podemos decir que una madre supera la muerte de su hijo, son heridas que se mantienen, lo que pasa es que debemos elaborarlas desde el presente. Tenemos que repensar y elaborar el pasado, para construir un presente sobre esas ruinas, para construirlo con cierta conciencia, con un afecto diferente», concluyó la artista.

Ficha de la artista:

La obra de Salcedo ha sido objeto de una importante retrospectiva que se inauguró en el Museum of Contemporary Art de Chicago (2015) y que ha estado viajando por otras sedes norteamericanas hasta finales de 2016. Su trabajo ha sido mostrado en museos y centros de arte de todo el mundo a lo largo de las dos últimas décadas: New Museum of Contemporary Art (Nueva York, 1998), San Francisco Museum of Modern Art (1999 y 2005), Tate Britain (Londres, 1999), Camden Arts Centre (Londres, 2001), Sala de Turbinas de la Tate Modern (Londres, 2007 ), Inhotim Centro de Arte Contemporânea (Belo Horizonte, 2008), MUAC (México DF, 2011), Moderna Museet (Malmö, 2011) o MAXXI (Roma, 2012). Ha participado en numerosas y destacadas bienales internacionales: XXIV Bienal de São Paulo (1998), Trace, the Liverpool Biennial of Contemporary Art (1999), Documenta 11, Kassel (2002), 8º Bienal Internacional de Estambul (2003), T1Triennial for Contemporary Art, Turín (2005). Ha sido merecedora del Hiroshima Art Prize (2014) y del Nasher Prize for Sculpture (2015).

Contacto: vivian.murcia@programateib.org

 

 

9 de octubre de 2017


Más en El Porta(L)voz


Hoy en ibe.tv


 
 
 
 

ibe.tv es una iniciativa del programa de cooperación Televisión Educativa y Cultural Iberoamericana (TEIb).
Fuencarral, 8 - 2º / 28004 Madrid / +34 91 522 70 99 / redaccion@ibe.tv