ibe.tv > EL PORTA(L)VOZ


Claribel Alegría, premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

LETRAS

Claribel Alegría, premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

La escritora nicaragüense ha sido la ganadora de la edición número 26 de este reconocimiento

Redacción El PortalVoz

@elportalvoz

La escritora nicaragüense Claribel Alegría ha ganado el Premio Reina Sofía de Poesía Iberomericana.

 

El premio, que celebra este año su edición número 26, está dotado con 42.000 euros y la publicación de un poemario antológico de la obra de la galardonada.

 

La poeta centroamericana nació en Estelí, Nicaragua, en 1924. Desde muy niña se trasladó y vivió con su familia en El Salvador y en 1943 viajó a Estados Unidos en donde se formó en Filosofía y Letras en la Universidad George Washington.

 

En 1948, Claribel Alegría publicó su primer libro de poesía Anillo de Silencio. A lo largo de su larga carrera ha publicado poesía, novela, ensayo y traducciones. Ha publicado una veintena de libros de poesía y narrativa así como muchos testimonios históricos. Es además traductora de algunos poetas norteamericanos y autora de la publicación Nuevas voces de Norteamérica.

 

En 1978 obtuvo el premio Casa de las Américas por Sobrevivo, y en el año 2000, el Premio de Poesía de Autores Independientes.

 

Junto a su esposo, tradujo del inglés Cien poemas de Robert Graves (Lumen), quien era su vecino en Deià, en la isla española de Palma de Mallorca. El matrinomio, mantuviero amistad estrecha con figuras de la literatura latinoamericana, como Juan Rulfo, Julio Cortázar, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa y Mario Benedetti. De este último escritor fueron editores de Blood pact and other stories (Cubstone Press).

 

Bautizada con su alias literario por el intelectual mexicano José Vasconcelos, fue amiga del polígrafo mexicano Alfonso Reyes y discípula del poeta español Juan Ramón Jiménez.

 

Alegría, es socia honoraria del Ateneo Americano (Washington D. C., enero de 1950), retornó a las ciudades de Santa Ana y San Salvador en julio de 1962. Alegría, ha sido identificada en la llamada Generación comprometida, que subraya el compromiso con la resistencia no violenta, en contra de los regímenes dictatoriales y de las guerras que han asolado, tanto a su país, como a otros del centro y el sur de América.

 

En su obra el diálogo con la violencia y la muerte ocupa un espacio fundamental.

 

Alegría, de 93 años, ha sido elegida entre los 71 candidatos que optaban a este premio que tiene como objetivo reconocer el conjunto de la obra de un autor que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica.


Soy espejo 


(...) aún no siento nada 
me extravío en las calles: 
niños con caras sucias 
pidiéndome limosna 
muchachas prostitutas 
que no tienen quince años 
todo es llaga en las calles 
tanques que se aproximan 
bayonetas alzadas 
cuerpos que caen 
llanto 
por fin siento mi brazo 
dejé de ser fantasma 
me duele 
luego existo 
vuelvo a mirar la escena: 
muchachos que corren 
desangrados 
mujeres con pánico 
en el rostro 
esta vez duele menos 
me pellizco de nuevo y ya no siento nada 
simplemente reflejo 
lo que pasa a mi lado 
los tanques 
no son tanques 
ni los gritos 
son gritos 
soy un espejo plano 
en que nada penetra 
mi superficie 
es dura 
es brillante 
es pulida 
me convertí en espejo 
y estoy descarnada 
apenas si conservo 
una memoria vaga 
del dolor.

elportalvoz@ateiamerica.com

 

 

17 de mayo de 2017


Más en El Porta(L)voz


Hoy en ibe.tv


 
 
 
 

ibe.tv es una iniciativa del programa de cooperación Televisión Educativa y Cultural Iberoamericana (TEIb).
Fuencarral, 8 - 2º / 28004 Madrid / +34 91 522 70 99 / redaccion@ibe.tv