ibe.tv > EL PORTA(L)VOZ


Javier Valdez, periodista asesinado en Sinaloa, México

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Por contar el infierno

Javier Valdez fue asesinado por hacer periodismo en Sinaloa (México), un lugar al que describió como «la capital del narco»

Vivian Murcia G. / El PortalVoz

@vivimur83 / @elportalvoz

Querían asegurar su silencio. Javier Valdez Cárdenas, periodista del diario 'La Jornada' se había convertido en un incordio para la red de narcotráfico que parece apoderarse del estado de Sinaloa, México.

 

Según lo recoge un compañero suyo, Luis Hernández, Valdez sabía el peligro que corría y, sin embargo, se empeñó. «No quiero que me digan ¿qué estabas haciendo tú ante tanta muerte? No quiero que me recriminen: ¿si eras periodista, por qué no contaste lo que estaba pasando?», argumentó Valdez.

 

A través de numerosos artículos y de libros como Miss narco, Los morros del narco, Con una granada en la boca, Malayerba, Historias reales de desaparecidos y víctimas del narco, De azoteas y olvidos y Narcoperiodismo (su obra póstuma) quiso contar lo que ocurría en «ese infierno en el que el narco es el poder», como describía Valdez.

Valdez: «La principal amenaza para el periodismo mexicano no es el narcotráfico, sino la clase política. Le temo más al gobierno que al narco»

La violencia que no cesa, la protección que no alcanza es el título de una columna de opinión en la que Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, advierte de la situación de desprotección en la que viven los periodistas mexicanos. En los primeros cuatro meses de 2017: por lo menos seis asesinatos de periodistas, dos de activistas y dos escoltas de beneficiarios del mecanismo nacional de protección. «Y la pesadilla parece no tener fin», señala Jarab, a la lista fúnebre se suman dos víctimas más: una protagonista del movimiento de familias de personas desaparecidas de Tamaulipas, Miriam Rodríguez, y el periodista Javier Valdez.

 

Rodríguez «enfrentó la incapacidad del Estado de buscar a las personas desaparecidas e investigar», asegura Jarab, refiriéndose a un logro excepcional: no sólo encontró los restos de su hija desaparecida, sino también identificó a los presuntos responsables y aseguró que fueran procesados. Miriam fue asesinada enfrente de su casa el Día de la Madres.

 

Por su parte, Javier Valdez, se había convertido en un punto de mira de los narcotraficantes y de algunos políticos a quienes señalaba como cooperantes de la red del narco: «Nuestra clase política -alertaba Valdez- es hija del narcotráfico, intolerante, peligrosa, poderosa; está coludida con la delincuencia organizada.  La principal amenaza para el periodismo mexicano no es el narcotráfico, sino la clase política. Le temo más al gobierno que al narco».

 

En marzo había tuiteado sobre el asesinato de Miroslava Breach, otra periodista y compañera suya en 'La Jornada' que investigaba los vínculos entre la delincuencia organizada y el poder político. Javier Valdez escribió: «A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno».

 

Como cuenta Manuel Jabois en 'El País', Javier Valdez había escrito sobre un crimen que se cometió en Sinaloa, un estado que lleva casi cien años contando los muertos del narcotráfico: «Le dieron machetazos y tres balazos para que no se levante más. En las bolsas del pantalón encontraron su credencial y un número de teléfono anotado en un papel viejo, con tinta borrosa: mamá». También quisieron cerciorarse de que Javier no se levantara jamás: le dieron 12 tiros. 

elportalvoz@ateiamerica.com

 

 

17 de mayo de 2017


Más en El Porta(L)voz


Hoy en ibe.tv


 
 
 
 

ibe.tv es una iniciativa del programa de cooperación Televisión Educativa y Cultural Iberoamericana (TEIb).
Fuencarral, 8 - 2º / 28004 Madrid / +34 91 522 70 99 / redaccion@ibe.tv