ibe.tv > EL PORTA(L)VOZ


ÉXODOS FORZOSOS

Javier de Lucas: «la distinción entre refugiado y emigrado es peligrosa»

El catedrático de la Universidad de Valencia asegura que «no hay diferencia entre un menor centroamericano que atraviesa el desierto para llegar a EEUU y un Sirio que va en patera deseando pisar Europa»

Vivian Murcia G. / El PortalVoz

@vivimur83 / @elportalvoz

@UV_EG

Estamos viviendo la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. ¿Cuál es su opinión sobre la política europea de refugiados?

Europa no está haciendo ningún reparto. El hecho de que una parte de los que han aceptado a los refugiados lo hagan a regañadientes es desalentador. Es el caso de España. Sin duda, el Gobierno de Mariano Rajoy ha sido de los más opuestos a un sistema de ayuda inmediata y, ahora, en la desesperación de la Comisión Europea para ofrecer un plan resultó el eufemismo del "reparto". Mi conclusión no puede ser otra que calificar como un desastre sin paliativos la política europea.

 

Entiendo que la condición de refugiado es reconocida en el Derecho. ¿Por qué debemos tener una clara distinción entre refugiado e inmigrante?

Aunque hay un fundamento jurídico que identifica la especificidad de la situación del refugiado, lo cierto es que la distinción se revela, como mínimo, gris o dudosa. Es fácil constatar que la distinción técnica ha sido utilizada, sobre todo, desde la derecha para estigmatizar o hacer más duro el trato a los inmigrantes. En ese sentido, la distinción entre refugiado y emigrado es peligrosa.

 

De acuerdo con el Artículo Primero de la Convención de Ginebra de 1951 hay otro tipo de persecución que justifica considerar como refugiados a quienes sufren por pertenecer a un grupo minoritario. Además, por vía jurisprudencial, se ha ampliado esa persecución permitiendo incluir a quienes sufren rechazo por su elección sexual, por ejemplo.

  

Esto es indiscutible, pero el problema está en que la línea de limitación entre la persecución de la que huye un refugiado y aquellos fenómenos de los que huyen muchos inmigrantes forzosos es extraordinariamente delgada. ¿Cómo se puede decir que quienes huyen de un fenómeno de hambruna, o un desastre natural, de enfermedades, etcétera, no huyen de una persecución?

 

Merkel ha prometido trabajo para los refugiados como manera de integrarlos a la Unión Europea ¿es el trabajo la manera correcta para la integración?

El trabajo no es la única vía de integración ni para los refugiados ni para los inmigrantes. La integración es un proceso social muy complejo y no se puede establecer de una manera unidireccional. Pensar que la integración sólo la tienen que practicar aquellos que llegan desde afuera es un disparate. No es integración, en cualquier caso sería asimilación impuesta.

 

La integración es un proceso de negociación enormemente complejo y hay que preparar también a la población que recibe todos los flujos, sean inmigrantes o refugiados. La población nativa debe entender que no puede salir incólume. Debe haber un proceso de integración social negociada. Es conveniente salir de ese dogma completamente absurdo y antidemocrático de que los que vienen de afuera tienen que aceptar todas nuestras costumbres. Las costumbres, por definición, son un ámbito de libertad y de pluralismo y, por tanto, no se pueden imponer.

 «Pensar que la integración sólo la tienen que practicar aquellos que llegan desde afuera es un disparate»

Usted tiene un discurso crítico con la visión de Europa como una fortaleza ¿me lo podría explicar y relacionar con el tema de los refugiados?

Los europeos seguimos empeñados en pensar que la inmigración es un fenómeno económico y laboral y, además, un fenómeno que nosotros podemos dominar unilateralmente, imponiendo nuestras condiciones y nuestros beneficios, regateando derechos para que el coste sea el mínimo. Eso no debe ser así. La inmigración tiene una dimensión política que es una muestra de la desigualdad planetaria y, por tanto, mientras exista esa desigualdad van a haber flujos de inmigración. Como decía Montesquieu «los seres humanos siguen el camino de la libertad y la riqueza». No darse cuenta de que los movimientos migratorios están ligados a un fenómeno político tan importante como es la desigualdad es estar ciego.

 

España no ratifica el derecho de protección de los inmigrantes ¿qué opinión tiene al respecto?   

Ningún país de la Unión Europea ha ratificado el estándar de derechos de los inmigrantes que promulga la Convención de Naciones Unidas de 1990, hay que añadir que tampoco Estados Unidos lo ha ratificado y, prácticamente, ningún país occidental lo ha hecho. Esa Convención ha sido ratificada por un número suficiente de países en todo el mundo, por ejemplo México y Argentina, pero la UE se niega, entre otras cosas, porque en ese instrumento se reconocen derechos a los inmigrantes que nosotros llamamos "irregulares" y algunos se empeñan en llamar "ilegales". España comete un error con esta política de inmigración.

 

Parece que la ayuda a la cooperación no ha sido la vía más eficaz para evitar el flujo migratorio ¿qué se puede hacer?

La idea de cooperación que tienen los países más poderosos es un discurso vacío, falso y perverso. El primer gran proyecto de asociar cooperación e inmigración es el de la OCDE. En éste se especificaba que si se entiende que la cooperación es una especie de compuerta para tapar la inmigración se comete un error porque el resultado inmediato es precisamente el contrario. Sami Naïr en su informe para la creación de la Comisión Interministerial de Migraciones da aviso del uso perverso de las ayudas al desarrollo. Las políticas de ayudas se utilizan, fundamentalmente, en beneficio de los intereses geoestratégicos y económicos de las potencias. Los países ricos ayudan a los pobres esperando una recompensa como incrementar sus exportaciones o ubicar sus empresas en otros países.

*Javier de Lucas acaba de recibir el Premio a la Defensa de los Derechos y Libertades Constitucionales. Su último libro es Mediterráneo: el naufragio de Europa (editorial Tirant lo Blanch, Valencia 2015).

vivianmurcia@ateiamerica.com

 

 

18 de diciembre de 2015


Más en El Porta(L)voz


Hoy en ibe.tv


 
 
 
 

ibe.tv es una iniciativa del programa de cooperación Televisión Educativa y Cultural Iberoamericana (TEIb).
Fuencarral, 8 - 2º / 28004 Madrid / +34 91 522 70 99 / redaccion@ibe.tv