ibe.tv > EL PORTA(L)VOZ


  • Silvia, 41 años, tiene 8 niños. En la foto está junto a sus hijos Marilyn, 2 años; Uriel, 7 Años y Braian, 8 años. Silvia tiene cáncer de cuello uterino y será sometida, de nuevo, a cirugía. Hace 4 años perdió su trabajo.
  • Paulina, 52 años, recicla cartón en las calles desde hace una década. Tiene 10 hijos.
  • Lola, 26 años, está embarazada y ha vivido en las calles en los últimos 10 años. En la foto aparece junto a su hija de 20 meses Nahiana.
  • Ruth, 21 años, es cartonera y pide limosna junto a la entrada del metro con su hijo de cuatro meses en brazos. Muchas mujeres que se dedican al reciclaje también piden dinero en las calles y no tienen ayuda para dejar a sus hijos.
  • Zulema, 17 años, ha estado pidiendo limosna en el metro durante tres meses. Lo hace con su hijo, Tobías, de tres meses en sus brazos. Zulema dice que preferiría estudiar que pedir en las calles.
  • Daiana, 15 años, pide dinero con su hijo Santino de un mes en brazos. Su madre de 35 años es adicta a la cocaína. Daiana le da un mensaje a las chicas de sus edad: «aprendan a cuidarse».
  • Karina, 29 años, lleva a sus cuatro hijos a todos los lugares. Ella dice temer por su seguridad si los deja solos.
  • Itatí, 44 años, tiene tres hijos. Ha estado viviendo en las calles durante 4 años en los que ha estado en espera de un subsidio de vivienda gubernamental que no ha llegado. Ella ha sido víctima de violencia de género.
  • Mariana, 43 años, es ciega y tiene un hijo de 13 años. Mariana vende objetos en la calle, dice sentirse discriminada por su discapacidad cuando trata de conseguir un empleo.
  • Miriam, 39 años, tiene siete hijos. Ha sido víctima de violencia de género. El padre de sus hijos les abandonó. Ella escribe mensajes para pedir limosna en cartones porque dice sentirse «avergonzada» de pedir dinero en las calles.
  • Virginia, 44 años, tiene tres hijas adolescentes. La mayor va a estudiar ingeniería. Virginia se ha dedicado a reciclar cartón durante 8 años ganando menos de 10 euros al día. Trabaja desde las 16:00 hasta las 2:00 de todos los días.
  • Karina (izquierda), 35 años, pide dinero en las calles junto a su hija Taiana de seis meses. Karina asegura que con su esposo detenido durante los últimos 5 años no ha tenido otra opción que pedir limosna.

REPORTAJE: 'MUJERES EN LA SOMBRA'

Adrián Markis: "Mis fotos son eso que vos no quieres mirar"

El fotógrafo documenta la realidad de la pobreza en Argentina

Vivian Murcia G. / El PortalVoz

@vivimur83 / @elportalvoz

Hasta el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, se sorprendía del dato: el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Argentina (Indec) informó, en octubre de 2016, que la pobreza afecta al 32,2% de los argentinos y de ellos el 6,3% es indigente. Los datos en algunas regiones son aún más críticos, así, en el noreste del país latinoamericano, cuatro de cada diez personas son pobres.

 

Lo que Yong Kim calificó de «preocupante» en una rueda de prensa, es para los argentinos intolerable.

 

Con el objetivo de darle voz a esas personas silenciadas por el estruendo de las cifras que fueron publicadas en los diarios, el fotógrafo argentino Adrián Markis realizó el reportaje «Mujeres en la sombra». Su único objetivo es hacer un trabajo honesto en el que «las protagonistas no sean victimizadas», pero sí una clara evidencia de que las decisiones políticas y sociales no van por buen camino.

   

He conocido su trabajo sobre las mujeres marginadas socialmente en Buenos Aires. ¿Cómo llegó a interesarse por esta temática?

Desde que comencé con la fotografía, me ha interesado fotografiar gente desprotegida y marginada, para mí es algo que no es nuevo y que no puede dejar de llamarme la atención. Me resulta natural hacer estas fotos, mi instinto me lleva a eso, pero puntualmente hubo una primera foto que me disparó la idea de profundizar en realizar un ensayo fotográfico.

 

Un día encontré un bebito descansando en el medio de una basural de cartones, lo primero que vi al instante fue al bebé depositado en la inmensidad del basural, era fuerte de ver porque contrastaba con la típica imagen que uno tiene construida de mirar a un bebé y que esté en una cunita. En ese primer momento culpé a los padres del bebé por estar haciéndole vivir algo que no debería.

 

Hice esa primera foto y, al rato, mirando más en profundidad la situación vi que había toda una familia que lo estaba cuidando, el bebé estaba protegido y no tenía signos de suciedad o de estar en estado de abandono, él estaba en una especie de cunita de cartón siendo observado todo el tiempo por su mamá quien es cartonera.

 

Entendí que había que mirar en profundidad lo que al instante se entiende de una forma y tiende a generar en nosotros conceptos errados.

 

'The Guardian' se interesó por este trabajo y lo publicó. ¿Cree que a los ingleses les interesó el tema o la potencia de las imágenes?

Creo que tiene que haber una combinación entre la potencia en las imágenes más un tema interesante para que pueda ser una historia atractiva. Hay que lograr contar una historia que interese y pueda generar un cambio de conciencia en la gente. Tampoco sería posible lograr que 'The Guardian' se interesara en malas fotografías más allá del tema tratado, pero tampoco sería posible publicarlo en un gran periódico si el tema no tiene trascendencia social.

La pobreza afecta al 32,2% de los argentinos y de ellos el 6,3% es indigente

Cuando usted tiene que definir un tema del que va a hacer un reportaje ¿le da primacía a los temas o a la potencia visual que puede sacar de un tema?

Hay un equilibrio entre el tema que uno elige y la posibilidad de que ese tema elegido sea óptimo para buenas capturas. Si ese equilibrio no se da el reportaje se cae. Las fotos deben hablar por sí mismas para ser un lenguaje universal, luego vendrá el texto que le ofrece el marco documental; la foto debe ser potente para, así, lograr que el espectador se interese por el texto.

 

¿Puede hacerse un buen reportaje gráfico sobre un tema profundo pero con poco enganche visual? ¿Cómo lo haría usted?

Considero que si uno quiere tratar un tema profundo tienen que haber, seguramente, buenas fotos sobre ese tema. Es cuestión de poder sentir el tema internamente para luego manifestarlo en fotografías.

 

Sensibilidad y creatividad se deben respirar. Debes poder imaginarte antes como serían las fotos. Si logras eso, estás frente a un buen reportaje fotográfico.

 

¿La denuncia es la fuente original de este trabajo?

No pasa por ser una denuncia. El eje de este trabajo es la toma de conciencia que debe adquirir la sociedad.

 

Creo que mis fotos son eso que vos no quieres mirar, pienso que el mirar hacia un costado nos hace seres sin posibilidades de evolucionar.

«El pobre, en Argentina, se esconde debajo de la alfombra, no hay conciencia social, eso nos condena a ocultar nuestra identidad»

Hay historias específicas que recoge su trabajo que me llaman la atención especialmente. El caso de Paulina, por ejemplo, tiene 10 hijos y lleva una década pidiendo dinero en las calles. ¿En qué está fallando Argentina en el ámbito de la protección social?

Creo que Argentina tiene una enorme desigualdad, esto no es nuevo, es una consecuencia de un país que genera pobreza para quien logra riqueza. El Estado es empleado del poder económico y ha incrementado la pobreza.

 

Respecto a la protección social, creo que en Argentina hay ayudas, pero que no llegan a ser suficientes para sobrellevar las situaciones marginales que vive la gente en el día a día.

 

El pobre, en Argentina, se esconde debajo de la alfombra, no hay conciencia social, eso nos condena a ocultar nuestra identidad.

 

El embarazo prematuro es otra constante en estas historias. Mujeres de 19 años con hijos y, a veces, víctimas de violencia intrafamiliar. ¿Cómo fotografía a una víctima sin que esta se sienta usada para generar lástima?

Creo que hay una diferencia en la forma en que uno aborda el tema. Si desde uno mismo trata a la persona con lástima eso se transmitirá en la foto. Desde mi punto de vista trato de no generar lástima sino de alertar y despertar conciencias.

 

Me importa que las retratadas sean vistas con dignidad, como una persona igual a vos con tus mismo derechos, aunque la vida le haya jugado otras cartas. Por eso, no hay fotos en donde las retratadas no hayan sido entrevistadas previamente y me hayan manifestado sus ganas de colaborar con el proyecto.

 

Parece que la pobreza no es el único factor de discriminación de estas mujeres. La discapacidad, como lo demuestra la historia de Mariana, es un factor de rechazo social. Me gustaría que me contara su opinión sobre el trabajo y la charla que tuvo con Mariana y cómo hizo la foto.

En un país con pocas oportunidades la gente se vuelve más agresiva con el prójimo. Estamos entrando en la dinámica del «sálvese quien pueda» y con un Estado cómplice. ¿Cómo no se va a rechazar al que tiene menos oportunidades para quedarse uno con la oportunidad del otro?

 

A la gente que cuenta con todas las aptitudes físicas e intelectuales en nuestro país le cuesta muchísimo tener un trabajo digno y no caer en la pobreza, ¿cómo va a ser posible que a una persona con una discapacidad física le vaya igual o mejor de aquel que cuenta con mucho más?, es imposible.

 

El caso de Mariana es el de una chica que no logra conseguir trabajos dignos y tiene que salir a vender en los subtes, a ella eso no le gusta, pero de esa forma logra llevar el dinero a casa. No tiene vacaciones pagas, sueldo, seguro ni aguinaldo porque ni el Estado mismo está dispuesto a contratarla, mucho menos las empresas privadas.

 

La foto se hizo como todas del reportaje, primero vi que había una posibilidad de lograr un buen disparo, la situación me atraía visualmente, me acerqué a Mariana, le comenté mi proyecto y ella accedió luego de ser entrevistada.

 

Si uno conoce al retratado, aunque sea brevemente, puede lograr mejores tomas porque no sólo no te sentís que estás robando las fotos de otros sino que tanto vos como fotógrafo y el retratado están trabajando para una misma causa y eso genera mejores tomas. Es algo más sincero.

«Hay que lograr contar una historia que interese y pueda generar cambios. Tampoco sería posible que 'The Guardian' se interesara en malas fotos más allá del tema»

¿Cuánto tarda en su proceso de investigación y cuánto tarda en publicar un reportaje gráfico?

Suele demorar un tiempo largo, no hay precisión en ello quizás algunos meses o muchos años, es como vos lo sientas que debe ser.

 

¿Cuándo sabe o siente que un reportaje gráfico está completo?

Muchas veces cuándo tienes una fecha de entrega para una muestra fotográfica es cuando esa misma presión de tener las fotos listas para la muestra te obliga a avanzar más rápido en la finalización del reportaje. Otras veces, cuando logras superar la barrera de 24 buenas fotos ya estás frente a un reportaje maduro. Saber elegir las fotos es lo más difícil.

 

Le voy a dar un dato: Argentina registró 235 feminicidios en 2015, uno cada 36 horas en promedio. En 2016 el asesinato de un joven de 16 años causó una marcha masiva por las calles. ¿Cómo haría usted un buen reportaje gráfico sobre el feminicidio en Argentina?

Primero investigando mucho sobre el tema, buscando datos e información precisa suministrada tanto por organismos estatales como por diferentes asociaciones civiles. Haría entrevistas con gente que conoce el tema en profundidad, hablaría con los familiares, a partir de estas entrevistas evaluaría qué estética fotográfica voy a encarar. Podría decirte que puedo armar una serie de fotos en donde se fotografíen las tumbas de las asesinadas, es muy fuerte eso, también puedo fotografiar las fotos de cuando eran niñas y si esa foto la tiene la madre mirando a la cámara también será impactante, pienso que las habitaciones que quedaron vacías podría ser otra forma de contar la historia y, así, se te van ocurriendo ideas hasta que logras encontrar la que más te gusta o ella te encuentra a vos. Con tu pregunta me has despertado las ganas de encarar un reportaje sobre este tema.

*Artículo especial de El PortalVoz. No se permite su reproducción sin previa autorización.

 

 

2 de enero de 2017


Más en El Porta(L)voz


Hoy en ibe.tv


 
 
 
 

ibe.tv es una iniciativa del programa de cooperación Televisión Educativa y Cultural Iberoamericana (TEIb).
Fuencarral, 8 - 2º / 28004 Madrid / +34 91 522 70 99 / redaccion@ibe.tv